Sábado, 15 Diciembre 2018

ADI

Arroyos Arroyos de Barranquilla
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

Arroyos de Barranquilla


Reseña histórica:

En el año 1920 la ciudad de Barranquilla presentaba una gran problemática en épocas de invierno, por los grandes volúmenes y caudales de agua que circulaban como los arroyos y canales pluviales, los cual fueron advertido por  HERBARD & COMPANY INC de Nueva York,  quienes presentaron una propuesta de pavimentación y alcantarillado pluvial al Concejo Municipal para dar solución a este problema, sin embargo no fue desarrollado estos programas por la mala situación financiera que atravesaba la ciudad.

Posteriormente, en 1956 la TOWN PLANNING COLABORATIVE estableció el primer plan regulador y recomienda la canalización de algunos arroyos, y por las mismas razones anteriores, se realizaron acciones conservadoras sobre esta problemática.

Las características de crecimiento urbano acelerado y sin planificación condujo a que la problemática de los arroyos se acentuara por la disminución en gran cantidad de la capacidad de absorción de la superficie, debido a los procesos de construcción, por la modificación de los cauces naturales de los arroyos y por la generación de efectos de deslizamiento y procesos de remoción en masa sobre las cuencas y laderas de algunos arroyos, en especial los localizados sobre la zona sur-occidental, cuya conformación litológica y geomorfológica (arcillas de tipo expansivo, arcilla arenosa, limo arenosas, y mezclas variadas entre estos) favorece las condiciones para que se presenten estos fenómenos que ocasionan frecuentemente el colapso de viviendas y la infraestructura de los servicios públicos en algunos sectores de la ciudad.

Por efectos del cambio climático se potencializan los fenómenos de remoción en masa en la parte alta y media de la cuenca, los factores antrópicos empiezan a manifestarse sobre la estabilidad de las laderas, las fugas desde las tuberías de acueducto y alcantarillado, y el sobrepeso en los taludes empiezan a actuar rápidamente sobre la geomorfología de algunos puntos de la cuenca, la cual es susceptible a deslizamientos por mal manejo de las aguas de escorrentías, debido al acelerado proceso de devastación de áreas verdes que a su vez también servían como zonas de amortiguación en épocas invernales; y que con el correr del tiempo fueron remplazadas por extensas áreas urbanizadas por asentamientos subnormales, generando un aumento acelerando de procesos erosivos que se manifestaron en inmensas cárcavas, provocando colapso de las estructuras de drenaje e identificación de riesgo. Estos factores generan sobre el cauce de los arroyos procesos de remoción en masa, deslizamientos, socavaciones laterales y de fondo en el cauce, hundimientos y levantamientos en laderas, provocadas por las escorrentías de los afluentes.

Con base a estas constataciones y a la necesidad de consolidar una estructura hidráulica que mitigue los efectos adversos con la entrada de la temporada invernal, creando condiciones favorables de coexistencia entre los habitantes del Distrito de Barranquilla y los sistemas de arroyos, la Administración Distrital estableció como uno de sus proyectos fundamentales y prioritarios la recuperación de los sistemas hídricos, delegando al Foro Hídrico, como garante de las actividades que converjan en la solución de planes, proyectos y programas que propendan por la recuperación ambiental y sistemática a la construcción, canalización y limpiezas del sistema de arroyos y sus afluentes que afectan y ponen en riesgo a una parte de la sociedad vulnerable a las consecuencias de estos devastadores arroyos. En estas últimas administraciones el Foro Hídrico ha intervenido los arroyos de Santa María, Las Malvinas, Don Juan, Don Diego, Afán y la vía canal de Villa, El Salao, San Pedro, Arroyo León, etc.

Actualizado ( Martes, 31 de Octubre de 2017 10:26 )  

Menu Principal

Siganos en:

Facebook MySpace Twitter