Martes, 18 Diciembre 2018

Alcaldia Distrital de Barranquilla

Sala de Prensa Estudiante de la Eda construye sus sueños sobre carrozas para el Carnaval

Estudiante de la Eda construye sus sueños sobre carrozas para el Carnaval

E-mail Imprimir PDF

 

Sin dolor no hay ganancia. En eso se podría resumir un poco el mes de enero de Jasmín Charris Simanca, de 21 años, quien casi que no ha tenido un minuto para respirar o ver a su hijo, pero está muy cerca de ver uno de sus sueños hecho realidad.

Colchones en el piso, mudas de ropa en un rincón, música de fondo en un viejo radio y ella cubierta de pintura de pies a cabeza. Así está Jasmín en una de las bodegas donde se elaboran las carrozas para el Carnaval de Barranquilla, y la que es desde hace un mes su casa.

Y es que esta alumna que pronto se graduará como Técnico Laboral en Carrozas y Faroles del Carnaval, en la Escuela Distrital de Arte y Tradiciones Populares, EDA, programa que lidera Secretaría Distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo de la Alcaldía de Barranquilla, es una de las cuatro estudiantes que viene trabajando de la mano de su profesor, Rubiel Badillo, y con otros egresados, en la construcción de algunas de las obras de arte rodantes que desfilarán por la vía 40 los cuatro días de Carnaval.

En este segundo año, la EDA participará con 15 carrozas en baja escala de estructura rodante o minicarrozas, 10 faroles en forma de coyongos y 3 macro figuras en la Batalla de Flores, Gran Parada de Tradición y Gran Parada de Comparsas, que son parte del resultado del Plan Especial de Salvaguardia, PES, en su propósito de fomentar y fortalecer la oferta de formación y transmisión de saberes de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial asociadas al Carnaval.

“Es un sacrificio bastante duro, pero muy beneficioso porque me nutro más en el tema cultural. Además es algo que viene en mi sangre, porque mi familia está haciendo arte desde hace mucho tiempo, así que es agradable seguir esa tradición. Este es un sacrificio que me ha costado mucho, pero lo hago porque es lo que me gusta y estoy luchando por un sueño”, expresa.

Y sí, es un sacrificio duro, ya que esta joven vive en el municipio de Juan de Acosta, y son 4 horas diarias las que está en un bus trasladándose de su casa a la bodega de trabajo, y es por ello que le ha tocado quedarse a ‘vivir temporalmente ahí al lado de sus creaciones y lejos de su hijo Austin, de 2 años.

“A veces nos toca quedarnos trabajando hasta las 2 de la mañana, descansamos y a las 5 nos estamos levantando otra vez. Es un sacrificio, es muy duro, especialmente cuando me voy de la casa y mi hijo me está diciendo ‘mami llévame’. A pesar de eso puedo decir que estoy orgullosa de mi porque sé que esto es algo que lo va a beneficiar en un futuro”, cuenta Jasmín, quien cuando no está estudiando, trabaja de manicurista, de peluquera o de lo que se le presente en su pueblo. “Soy una todera”, dice entre risas.

“Es espectacular pensar que cuando empiece el Carnaval y pasen las carrozas, faroles y figuras, decir que esas la hice yo, que yo trabajé en ellas. Es un sueño que tengo y que pronto se cumplirá. La EDA es muy buena, he aprendido muchísimo y ahora que termine voy a estudiar escultura y seguir aprendiendo para ser una gran artista”, dice emocionada.

Al respecto, el secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo, Juan José Jaramillo explicó que “a nosotros como Alcaldía de Barranquilla, al tener un Plan Especial de Salvaguarda, nos enorgullece lo que vienen haciendo los alumnos de EDA Carnaval, ya que se están entrenando nuevos artesanos que enriquecen el trabajo que se viene realizando”.

En la construcción de estas minicarrozas acompañan a Jasmín los estudiantes y egresados Sausty del Carmen, Ruby Villanueva, Ana Cecilia Pérez, Irlene Tafur, Robbyn Ramos, Ronald Guzmán, Doris Hernández y José Sarabia, quienes al igual que ella sueñan con ese gran momento de ver sus obras terminadas y más aún verlas desfilar en la Vía 40 y recibir los aplausos de Barranquilla.

 

Menu Principal

Facebook Twitter RSS Feed