Grandes parques recuperados que le cambian la cara a las localidades de Barranquilla

En la administración del alcalde Pumarejo se han intervenido 8 grandes parques que superan, cada uno, los 6.000 metros cuadrados.

Con la construcción de grandes parques que permiten la recuperación del espacio público para transformar los barrios e impactar la calidad de vida de los ciudadanos, los habitantes de distintos sectores de Barranquilla cuentan con entornos agradables, donde se promueve el desarrollo y el sano esparcimiento.

Durante la Administración del alcalde Jaime Pumarejo se ha logrado la recuperación e intervención de 8 parques que superan cada uno los 6.000 metros cuadrados de espacios públicos, sumado a más de 61 parques intervenidos que antes no se encontraban en el mejor estado y eran refugio para actos delictivos.

El mandatario distrital recordó que ‘Todos al Parque’ es un proyecto de renovación urbana reconocido a nivel internacional, precisamente “porque ha logrado transformar e impactar la calidad de vida de sus habitantes con la intervención de 252 parques y la recuperación de más de 1.500.000 metros cuadrados. Soñamos una ciudad así hace años, y ya la tenemos, con parques cocreados por los propios barranquilleros”.

Por ello, la consigna ha sido acabar con estos puntos olvidados y volverlos espacios donde la gente pueda compartir. En ese sentido, la Agencia Distrital de Infraestructura (ADI) ha ejecutado y puesto al servicio parques de gran impacto en las cinco localidades de la ciudad.

De acuerdo con el gerente de esta dependencia, Alberto Salah, la Administración distrital ha tenido la oportunidad de recuperar áreas importantes destinadas fundamentalmente al esparcimiento y construcción de comunidad barrial.

“Barranquilla sigue en esta senda de entregar más y mejor espacio público para los barranquilleros. Pronto tendremos el parque más grande de la localidad Norte-Centro Histórico, que engalanará muchas cosas importantes para esta ciudad que sigue cambiando y haciendo cosas importantes, porque está abierta al progreso”, aseguró Salah.

En ese sentido, detalló los distintos parques que se han entregado durante esta Administración, sumados a los nuevos espacios que pronto estarán al servicio de las comunidades.

Con una extensión cercana a los 8.960 metros cuadrados, el parque Inmaculada se entregó para beneficiar en el suroriente a más de 30.800 personas de los barrios vecinos como Las Palmas, Unión, Universal, Magdalena, entre otros. Con un diseño que garantiza la accesibilidad e inclusión y permite libre circulación por medio de rampas que facilitan la movilidad, este parque cuenta con espacios biosaludables para personas con discapacidad, cancha multipropósito, pista para práctica de patinaje, plazoleta multifuncional, entre otros detalles que les brindan a los beneficiarios diversas opciones para disfrutar.  

En la localidad Suroriente también se ejecutó el parque San Francisco sector Rebolo, que tiene 6.135 metros cuadrados. Se trata del primer espacio construido sobre la canalización de un arroyo, lo que cambia el imaginario de los parques, ya que este cuenta con las mismas características de otros espacios de este tipo que hay en la ciudad.

En la localidad Suroccidente se cumplió el anhelo de más de 28.000 barranquilleros con la recuperación del parque Calancala, en el que se intervinieron 14.330 metros cuadrados, devolviéndole a los vecinos más de 4.342 metros cuadrados de zonas verdes, cancha sintética, cancha múltiple recreo-deportiva y plazoleta.

En esta misma localidad también está el parque polideportivo El Edén, que tuvo una intervención en 7.358 metros cuadrados para el beneficio de más de 30.800 personas con sus 1.744 metros cuadrados de zonas verdes, gimnasios biosaludables, canchas y plazas, así como espacios inclusivos.

Por otra parte, en Norte-Centro Histórico, en alianza con el sector privado, se logró la creación de nuevos espacios con los parques Acacias, Olivo y Lluvia de Oro para los habitantes de la zona correspondiente a Alameda del Río, donde más de 30.800 personas cuentan con más de 20.000 metros cuadrados de espacio público, 40 hectáreas de zonas verdes, biosaludables, senderos, plazoletas y canchas para distintas actividades.

A la localidad Metropolitana también llegó el programa ‘Todos al Parque’, donde se recuperaron cerca de 6.000 metros cuadrados del parque ‘Di-No a la Droga’, que hoy mejora la calidad de vida de 14.500 personas gracias a los 1.273 metros cuadrados de zonas verdes, cancha de fútbol, juegos infantiles, gimnasios y todos los componentes que se instalan para el uso y aprovechamiento de los habitantes de distintas edades.

En pocas semanas, la localidad Riomar contará con el parque Río Alto, que tendrá 6.429 metros cuadrados en la denominada prolongación del parque La Castellana. Este espacio ofrecerá un escenario para el desarrollo de actividades culturales, deportivas y ecológicas, zonas infantiles, miradores y un área verde. También incluye la construcción de 172 metros de ciclorruta que se conectará con la red existente y el desarrollo de un programa ambiental para proteger las especies forestales nativas existentes y la creación de terrazas verdes separadas por niveles que se conectarán por medio de senderos peatonales.

El gerente de ADI aseguró que en la ciudad continuará la construcción de más parques hasta la finalización del actual gobierno para habilitar más espacio para el goce de los barranquilleros, dentro de los que sobresalen el polideportivo La Magdalena, bulevar Caribe Verde, parque Siete Bocas, entre otros.

Finalmente, el funcionario anunció que antes de finalizar el 2022 comenzará la construcción de otros cuatro parques y espacios para los barranquilleros: la cancha del parque Villa San Pedro, Matecaña, Jorge Robledo Ortiz y John Jairo Hurtado.