800 familias de Villas de la Cordialidad ya tienen CAI y antes de terminar este año tendrán escuela

Geraldine García, una niña de la urbanización Villas de la Cordialidad, y Esmeralda Ramírez, la presidenta del consejo administrativo de ese conjunto residencial, dieron la bienvenida a la alcaldesa Elsa Noguera y, en representación de las 800 familias del lugar, agradecieron que ya tienen techo propio, con un entorno cada día más seguro, y que en un futuro próximo tendrán un megacolegio que les asegurará una educación de calidad a 1.440 estudiantes.

“Gracias alcaldesa, porque vamos a tener una escuela donde estudiar”, dijo Geraldine. A su turno, Esmeralda Ramírez destacó los avances en seguridad diciendo que “contamos con 5 alarmas de pánico, poco a poco nos hemos organizado, somos el número uno de los programas de vivienda y nos comprometemos a participar en programas como ESUS para fortalecer la seguridad”.

Al formalizar la entrada en servicio del nuevo CAI y el inicio de obras de la institución educativa, la alcaldesa Elsa Noguera agradeció al gobierno del presidente Santos “que se comprometió con las familias que perdieron todo en la emergencia invernal de 2010 y ha venido apoyándonos en este proceso de darles una vida digna a estas familias”.

Dirigiéndose a las familias residentes en este programa de vivienda, en la vía Cordialidad, área metropolitana de Barranquilla, la mandataria distrital afirmó: “Estamos trabajando para que esta urbanización tenga todo lo que necesitan las familias para vivir en comunidad, hoy tienen vías de acceso, servicio de transporte, dos canchas y acompañamiento de la administración distrital y de la Policía Metropolitana. A finales de año se debe estar entregando la primera etapa del nuevo colegio y se dejan los espacios para la segunda etapa”.

El secretario de Educación, Dagoberto Barraza, destacó que el colegio que se empieza a construir “será una institución con todos los estándares de calidad, con una inversión de 1.700 millones de pesos, inicialmente con un primer bloque de 8 aulas, 1 batería sanitaria y un laboratorio de química y física, en un área de 940 metros cuadrados, que posteriormente deberá ser ampliado, para una buena formación de los niños y jóvenes de este sector”.

En el evento, el director del Fondo de Seguridad, Jorge Ávila Pareja, manifestó que “este es un día de celebración porque en estos programas de vivienda, que están acogiendo a centenares de familias con dignidad, la seguridad es un elemento esencial”. Agregó que “la presencia de la Policía está garantizada con este nuevo CAI, que tiene blindaje nivel 5, y con el programa ESUS se van a neutralizar los factores de riesgo para consolidar una convivencia de estas familias, en un entorno seguro y protector para los ciudadanos”.

El CAI es uno de los 13 que la alcaldesa Elsa Noguera le entregará a Barranquilla con una inversión global de 1.860 millones de pesos, con características especiales tales como sismo resistencia, nivel de seguridad y blindaje 5, que permite no solo condiciones de bienestar para la prestación de servicio de Policía, sino obras de calidad que perduren en el tiempo y mejores condiciones para los ciudadanos.

El subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Edgar Muñoz, agradeció “por la infraestructura robusta que hoy tiene la institución, gracias al compromiso del Distrito y de la alcaldesa Elsa Noguera” y puntualizó que “esta comunidad va a contar con dos cuadrantes, inicialmente está a disposición de esta urbanización el cuadrante 4824, con 3 patrullas, y ya se está trabajando en los equipos necesarios para el segundo cuadrante”.

Al evento asistió el director del Fondo Nacional de Adaptación, Germán Arce, quien reconoció “la gestión de la alcaldesa Elsa Noguera para conseguir los recursos necesarios para ejecutar los proyectos de vivienda y resolver las necesidades de institución educativa y de seguridad, entre otras”, al tiempo que destacó los avances de este programa de vivienda y del proceso de consolidación de convivencia ciudadana, y llamó a los vecinos “a cuidar esta urbanización y a estar vigilantes de todo lo que pueda representar un riesgo para alertar a las autoridades”.