La educación es nuestra mejor inversión: alcaldesa Elsa Noguera

En la clausura de las actividades del año 2014, el programa de jornadas complementarias mostró los resultados que benefician a 6.000 estudiantes de 14 escuelas públicas distritales.

Con una muestra cultural, que incluyó música, baile, pintura y otras expresiones artísticas, lo mismo que una exhibición de productos de cocina, clausuró sus actividades del año 2014 el programa de jornadas complementarias que llegó a 6.000 estudiantes de 14 escuelas públicas distritales.

El programa de jornadas complementarias, que tuvo en su primer año una inversión de 4.000 millones de pesos, operado por Cajacopi, Fe y Alegría, y la Unión Temporal Formando Ciudadanos para el futuro, tiene el objetivo de orientar pedagógicamente la utilización del tiempo libre en actividades que fortalezcan las competencias básicas y ciudadanas de niños y jóvenes en condición de vulnerabilidad, contribuyendo al adecuado desarrollo integral, físico, cognitivo, social y emocional.

En este programa los estudiantes de 11 a 18 años de edad tuvieron entre las alternativas para el uso de su tiempo libre actividades como pintura, música, teatro, deporte, control de tareas, atención psicosocial y emprendimiento, en jornadas que entre sus resultados también muestran 100 maestros formados.

“La educación es nuestra mejor inversión y por eso el gran esfuerzo que estamos haciendo para brindar una formación de calidad a nuestros niños y jóvenes”, dijo la alcaldesa Elsa Noguera al dirigirse a los estudiantes en el acto de clausura, en el teatro Amira de la Rosa, al que acudieron los beneficiarios dispuestos a mostrar lo mejor de sus habilidades y conocimientos aprendidos.

La mandataria distrital manifestó que en su Plan de Desarrollo Distrital incluyó el clamor de los padres de familia y de la comunidad, que pedían ocupar a los jóvenes en actividades que les permitan desarrollar sus habilidades y que al mismo tiempo los mantengan alejados del ocio, de las drogas y de la violencia en las calles.

“Este programa hemos podido hacerlo gracias a que tenemos una nueva infraestructura escolar, que hoy ofrece espacios dignos”, aseguró la alcaldesa, quien hizo reconocimiento público a rectores, maestros, estudiantes y padres de familia por su apoyo para sacar adelante esta iniciativa.

La alcaldesa Elsa Noguera les dijo a los estudiantes que se han beneficiado con las jornadas complementarias que “van a tener grandes oportunidades porque ellos están creciendo en una Barranquilla distinta, que hoy es la ciudad de mayor potencial de crecimiento del país”.

El secretario de Educación Distrital, José Carlos Herrera, hizo énfasis en que “los resultados de este programa son superiores a los esperados” y anunció que “por supuesto que vamos a seguir, el próximo año aspiramos a llegar a 40 instituciones y el sueño es que todas nuestras escuelas públicas tengan jornada complementaria porque, más allá de la formación en áreas artísticas y de emprendimiento, estamos formando mejores ciudadanos y mejores seres humanos”.

Giovanni Díaz Morales, estudiante de la IED Las Malvinas; y Giselle Moreno, de la IED Los Rosales, se dirigieron a los asistentes y dieron su testimonio, agradeciendo a la alcaldesa Elsa Noguera por impulsar las jornadas complementarias. “Antes no teníamos oportunidades y estas jornadas nos han hecho más creativos, más responsables y mejores personas”, aseguró Giselle, mientras Giovanni sostuvo que “no solo estamos aprendiendo a desarrollar nuestras habilidades y talentos, sino que estas jornadas nos libran del vandalismo, de la droga y de la delincuencia”.

Por su parte, la rectora del Colegio Técnico Distrital de Rebolo, Maritza Barrios, destacó los resultados de este programa y se mostró de acuerdo con la ampliación de su cobertura el próximo año a más instituciones y más estudiantes.

“Los padres de familia estamos muy contentos con este programa de la Alcaldía porque mantiene a nuestros hijos alejados de las calles con un proceso formativo de calidad”, afirmó Nancy de la Hoz, madre de familia de la IED Jorge N. Abello.