Con pedagogía, Distrito promueve protección de vendedores ambulantes para evitar contagio por COVID-19

La secretaría de Control Urbano y Espacio Público sigue llegando a los vendedores informales de las 5 localidades para explicarles los protocolos de bioseguridad.

Con encuestas y pedagogía, personal de la Secretaría de Control Urbano y Espacio Público está llegando de manera directa a las actividades comerciales que desarrollan los vendedores ambulantes en las 5 localidades de Barranquilla.

En esta labor, se identifica cómo han cambiado las actividades comerciales de estos vendedores desde que el Gobierno Nacional declaró la emergencia sanitaria, cómo se están movilizando para ofrecer sus productos y su situación en general.

Adicionalmente, esta acción distrital, que también cuenta con la participación de la Gerencia del Centro, brinda información relevante a los vendedores informales sobre las normas de espacio público que deben aplicar, entre ellas evitar el uso de perifoneo o megáfonos en las calles que contaminan auditivamente, al igual que las disposiciones vigentes sobre ‘pico y cédula’.

Aspecto esencial de la pedagogía dirigida a los vendedores ambulantes es la relacionada con la importancia de seguir los protocolos de bioseguridad que deben tener para protegerse del contagio por COVID-19.

El objetivo de esta actividad, explica la secretaria de Control Urbano y Espacio Público, Lizette Bermejo, es “poder sensibilizar a los vendedores ambulantes sobre el compromiso que debemos tener todos para cuidarnos en medio de esta pandemia, y que conozcan las medidas que se están aplicando, como el distanciamiento físico, el ‘pico y cédula’ y toda la normatividad vigente para el buen uso del espacio público en las localidades Norte-Centro Histórico, Metropolitana, Suroccidente, Suroriente y Riomar”.