Este año nos fue muy bien, pero el que viene será mejor: alcalde

Así lo dejó saber nuestro mandatario, cuando le preguntamos por el balance general de esta vigencia y los desafíos que nos proponemos como equipo para el próximo año.

Jaime Pumarejo Heins 

1. ¿Cuáles son los principales logros alcanzados como equipo a la fecha?

Lo más importante es que recuperamos la sonrisa de miles de barranquilleros después de un año duro. Hemos sido modelo de reactivación económica, lo que quiere decir que pudimos recuperar cientos de miles de empleos que se habían perdido. Los momentos difíciles de la pandemia los superamos con planificación, inversión y trabajo en equipo. Este año nos convertimos en la capital de los grandes eventos, miles de personas en el mundo supieron qué era Barranquilla, y eso traerá empleo en el mediano plazo. Le pudimos dar el mejor regalo de navidad a la ciudad: recuperamos Triple A, una empresa que volvió a ser de ser de todos los barranquilleros y que le dejará importantes utilidades a la ciudad. El programa Barrios a la Obra pavimentó 4 barrios al 100 % y además benefició a 30 mil personas. Son muchos logros, pero quiero destacar que los conseguimos porque somos un equipo de funcionarios que no le ahorra un gramo de esfuerzos a lo que se propone.

2. ¿Cuáles son los retos que enfrentaremos para el 2022?

Este año nos fue bien, pero el próximo será mejor. Y lo será porque podremos ejecutar grandes obras que le cambiarán la cara a la ciudad. El Ecoparque de Mallorquín, que ya comenzó, será una de ellas, un tesoro ambiental que muchos conocerán y que servirá para situarnos en el centro del espectro ecoturístico mundial. El mercado Gran Bazar, que será el eje de desarrollo de la zona de Barranquillita alojando a 1.100 vendedores; el Centro de Bienestar Animal, que saldará esa vieja deuda con los animales callejeros; el Bosque Urbano de Miramar, con su pista de ciclomontañismo y rutas para practicar senderismo. Todo eso lo hemos proyectado porque Barranquilla es una ciudad que hace rendir el dinero, que lo administra bien y que piensa la ciudad a 100 años.

3. Cuéntenos una anécdota que le haya ocurrido este año y lo haya marcado como líder.

En el Congreso Mundial de Juristas me reuní con Albert Rivera, líder del partido político Ciudadanos, de España. Y al escucharlo hablar de Barranquilla como “el milagro” de una ciudad que crece, que atrae empresas, que es un ejemplo, me hizo caer en cuenta de que a veces no le damos la suficiente importancia a lo que hemos hecho en estos años en la ciudad. Desde afuera ven a Barranquilla como un modelo de desarrollo. Eso me sirvió para saber que vamos por el camino correcto, y al mismo tiempo, es una gran responsabilidad como alcalde de mantener el rumbo que llevamos y, en dos años, dejar una ciudad mejor que la que encontramos.

4. ¿Por qué considera que es importante para los colaboradores apoderarse de las iniciativas internas que desarrolla la entidad?

El éxito de las organizaciones radica en poder trabajar en equipo, que es una de las habilidades blandas, como la empatía y la inteligencia emocional. Si nos apropiamos de todas las iniciativas que desarrolla la alcaldía desde adentro, ahorramos esfuerzos y jalamos todos para el mismo lado. La estrategia de funcionarios emprendedores sirvió para apoyarnos entre nosotros y para conocer los talentos de la gente con la que trabajamos todos los días. De eso se trata. Nada de lo que ha logrado el Distrito en estos 14 años ha sido esfuerzo de una sola persona. Hubiera sido imposible. Los colaboradores de la alcaldía son los primeros embajadores de este ‘barco’, por eso es clave que nos hagamos dueños de todas las iniciativas que emprendamos de adentro hacia afuera.

5. ¿Cuál es el mensaje que desea compartir con su equipo de trabajo para fin de año?

La frase que dije al principio resume muy bien el mensaje que les quiero dar. Este año nos fue muy bien, pero el que viene será mejor. Pero primero, cuidémonos, disfrutemos estas fechas en familia, apreciemos la salud, la vida de nuestros seres queridos. Necesitaremos de todos para seguir alcanzando nuestras metas el próximo año, así que, que Dios nos bendiga y que bendiga a Barranquilla.