José Zambrano Cabrera

Ser funcionario de la Alcaldía Distrital de Barranquilla tiene una connotación especial para José Zambrano: “Desde niño, cuando me preguntaban qué quería ser cuando fuera grande, mi respuesta siempre era que quería ser como mi papá, mi superhéroe, por su indiscutible vocación de servicio".

Su papá, José Zambrano García, de quien heredó no solo el nombre, sino también la sensibilidad social, el sentido del deber y la alegría de servir, fue alcalde de la localidad Metropolitana en el periodo 2008-2011.

Hoy, cuando siento que estoy cada vez más cerca de ser como él, me lleno de muchísima satisfacción. El poder servirle a la comunidad, y más en esta gran administración que le ha dado un vuelco a la ciudad, es un gran orgullo

Aunque ingresó a la Alcaldía a finales de 2010, fue nombrado en la planta de cargos 9 años después. Inicialmente estuvo en calidad de practicante en la Dirección Distrital de Liquidaciones y desde el año 2011 hasta finales de 2019, cuando tomó posesión del cargo como Técnico Operativo, fungió como contratista, primero en la Secretaría de Recreación y Deportes y después en la Secretaría de Cultura y Patrimonio.

En el ejercicio de sus labores en la Secretaría de Cultura y Patrimonio, le corresponde atender requerimientos de los entes internos y externos de control; alimentar los sistemas de información; proyectar las respuestas con calidad y oportunidad a las peticiones, quejas, reclamos y sugerencias enviadas por los ciudadanos; realizar las actividades requeridas para la operación, mantenimiento y mejora del Sistema Integrado de Gestión; participar en el diseño y desarrollo de estudios y la presentación de informes de carácter técnico y estadístico, y atender al usuario interno y externo, entre otras funciones.

Es profesional en Finanzas y Relaciones Internacionales de la Universidad de la Costa-CUC y desde 2011, año en que se graduó, se ha mantenido actualizado, participando en diplomados, seminarios y cursos complementarios, afines a su carrera.

Actualmente se desempeña como líder de la Red Distrital de Bibliotecas Públicas, y desde hace 5 meses, adicionalmente, tiene a su cargo la coordinación logística del punto de vacunación en el estadio Édgar Rentería, quizá el más concurrido del distrito. También brinda apoyo en otros puntos de vacunación masiva, como el estadio Elías Chegwin, el Romelio Martínez, el Metropolitano y Don Bosco.

Normalmente al empezar mi jornada laboral me encomiendo a papa Dios; reviso y respondo correspondencia de mi área de trabajo, permanezco dispuesto en la atención de usuarios, que es constante, y visito las diferentes sedes donde funcionan las bibliotecas distritales. En estos últimos meses mis días transcurren de manera ininterrumpida, pues las jornadas de vacunación son extensas, atendiendo a la comunidad, dice con la satisfacción que siente de servir con entusiasmo, de establecer conexión con las necesidades ajenas.

Pero, la pandemia ha dejado en él su huella y la certeza de que realmente “la vida es un abrir y cerrar de ojos, hoy estamos, pero mañana no sabemos. Perder a una de mis abuelitas me golpeó muy duro, pero tengo presentes sus consejos y su ejemplo de anteponer a papa Dios en todo”, comenta con un dejo de tristeza por la partida de esa mujer entrañable que marcó su vida para siempre.

Y así, a Dios le entrega cada uno de sus anhelos, de sus propósitos, de sus metas por alcanzar, con la certeza de que lo guiará siempre en la dirección correcta. Entre tanto, José Zambrano Cabrera, cada día hace sus más grandes esfuerzos para cumplir a cabalidad con cada uno de sus deberes como persona, como cabeza de familia y como funcionario.

José responde:

¿Una virtud?

Servir.

¿Aficiones?

Escuchar música vallenata.

¿Tu mejor recuerdo?

El nacimiento de mis tres hijos y el viaje a Disney.

¿Tu plato predilecto?

Comida mexicana.

¿Tu postre favorito?

Cualquier postre, son mi debilidad.

¿Tu color preferido?

Blanco.

¿La satisfacción más grande?

Mi familia.

¿Tu mayor reto alcanzado?

Lograr ser nombrado, después de muchos años, pero ha valido la pena cada día.

¿Tu próxima meta?

Ascender de cargo.

¿Una palabra para definir tu vida?

Alegría.

¿Una asignatura pendiente?

Realizar nuevos estudios.

¿Un país para vivir?

En el mejor vividero del mundo me quedo; no cambio mi ciudad y por ende mi país.

¿Un libro?

“Tratado moral para perversos”, de la autoría de mi segundo padre Alcy Zambrano García.

¿Una película?

“Clic: Perdiendo el control”.

Nos enseña que no todo es trabajo, que siempre la familia es primero.

¿Una canción?

“El cariño de mi pueblo” – Gustavo Gutiérrez Cabello – Jorge Oñate.

¿Un lugar?

Soy hogareño, siempre mi casa, con mi hermosa familia.