Vivencias durante la cuarentena

Cinco funcionarios de la Alcaldía, nos cuentan sus experiencias durante la cuarentena.

La paciencia parece haber sido un factor decisivo para enfrentar esta coyuntura a causa de la pandemia por COVID-19, los cambios y los ajustes que hemos debido hacer, tanto en el aspecto personal como laboral y, adicionalmente, la intensa y forzada convivencia de estos meses, ha sido un desafío, pero también una oportunidad para afianzar vínculos con los seres queridos.

Estos han sido tiempos de cambios: muchas horas de cada día dedicadas al trabajo desde casa y a eventos digitales. Nuevos hábitos hemos introducido en nuestros estilos de vida, aunque aún no se sabe si perdurarán en el tiempo.

Compartimos con ustedes la experiencia de cinco funcionarios durante el aislamiento, porque cada casa y cada familia tiene su propia realidad.

César Morales Técnico Operativo Secretaría Distrital de Gestión HumanaCésar Morales
Técnico Operativo
Secretaría Distrital de Gestión Humana

“Esta pandemia ha cambiado mucho mi estilo de vida, ahora mis días transcurren en medio de aprendizajes y aguante, he tenido que ser paciente y compresivo en muchos casos; como el hecho de no acompañar a mi esposa a sus primeras ecografías de embarazo y experimentar la emoción de ver a mi hijo, aunque puedo decir que, en medio de todo, lo positivo ha sido estar en casa y compartir con mi esposa el crecimiento de nuestro hijo en su vientre.
Esta situación me ha llevado a reflexionar y a hacer planes futuros, esto con el fin de visualizar el hecho de que estos momentos difíciles, con la ayuda de Dios, pronto terminarán y nuevamente disfrutaremos de las cosas que más extrañamos”.

Rita Cahuana
Profesional Especializado
Secretaría de Obras Públicas

“Este tiempo de confinamiento me ha permitido compartir más con mi familia y retomar actividades que tenía en lista de espera. A nivel laboral, he podido realizar mis funciones de manera virtual, cumpliendo el horario de trabajo y en algunas ocasiones con disponibilidad 24/7.
Creo que ha sido una oportunidad para darnos cuenta de lo que realmente importa en nuestras vidas, tratando de aportar desde nuestra condición a las personas más vulnerables y, sobre todo, para agradecerle a Dios, porque pese a esta situación somos personas bendecidas y tenemos lo necesario para subsistir”.

Yoshira Pacheco Rodríguez
Profesional Universitario
Secretaría Privada del Distrito

“Mi rutina del día a día ha cambiado, en el sentido de que, si bien no cumplimos un horario definido, siempre estamos en disposición de atender compromisos laborales sin importar el día ni la hora. A pesar de que estamos viviendo esta emergencia sanitaria a nivel mundial, he podido ver el lado positivo, en el sentido de que me ha permitido estar más tiempo en familia, compartir con mis hijos y mi esposo, que por lo general permanecía por fuera por sus compromisos laborales.
Ya en los espacios que quedan después de haber culminado tanto mis actividades laborales como en el apoyo a los procesos educativos de mis hijos, damos lugar a la diversión, hago juegos con ellos, vemos películas infantiles y trato de buscarles actividades diferentes para que no se hagan monótonos los días”.

Yajaira Pinilla Carrascal
Profesional Universitario
Alcaldía Local Norte Centro Histórico

“Este nuevo momento que vivimos nos enseña a reinventarnos, a sacar lo mejor de cada uno para enfrentar cada reto y cumplir cada meta. En estos días de confinamiento, de trabajo en casa, de tareas diarias, de cocina, libros y atardeceres amarillos, he retomado actividades que la cotidianidad y los compromisos desplazan, he vuelto a la escritura de poemas, a la recetas, al ejercicio, he visto series, he cursado diplomados, y he redescubierto la virtualidad, aprendiendo de sus múltiples servicios para nuestro crecimiento.
Antonio Machado diría que “toda la vida es ahora” y por eso, porque es ahora y no mañana, le he puesto la mejor actitud, la mejor sonrisa y he adecuado hábitos para hacer de este tiempo, un tiempo de valor, de fe, de esperanza, de gratitud. Y cómo no agradecer si hay salud, trabajo, familia, amigos, compañeros, cómo no reconocer a Dios en medio de este tiempo”.

Karilin Saumet Pérez
Técnico Operativo
Oficina de la Mujer- Atención al Ciudadano

“Estar en casa no ha sido fácil, tengo 2 hijos pequeños, un niño futbolista y una niña bailarina que quieren salir y ver a sus amigos. También quieren pasear, ir a cine y debo entretenerlos, tratando de que la ansiedad de estar en casa todos los días no los afecte, así que bailamos cantamos, leemos, cocinamos, pintamos, jugamos a los disfraces.
Es difícil pero no imposible. El día de la madre, que siempre nos reuníamos en familia, esta vez transcurrió sin abrazos, pero hicimos una celebración virtual con los demás miembros de la familia que se encuentran en sus respectivas casas. Cada día es un nuevo reto, tratando de manejar la ansiedad y el estrés de estar en casa, pero Dios siempre nos da sabiduría para empezar de nuevo y hacer de cada día una nueva aventura y, especialmente, por los más pequeños”.