¡Cuidado con los fraudes de compras en línea!

Internet está lleno de comercios electrónicos, pero no todos son seguros. Y comprar en una web ilegítima puede acabar costándonos mucho dinero. A la hora de comprar en línea y sacar el máximo provecho a las ofertas y promociones de fin de año, debemos estar siempre alerta, no vaya a ser que terminemos en una tienda fraudulenta o realizando un trato con un vendedor con malas intenciones. 

1. Verifica la URL: al igual que con los sitios falsos, este método no es 100 % confiable, pero nos ayuda a descartar las tiendas en línea que no usan una conexión segura (segura si la URL comienza con “https://“) y es seguro para nosotros amenazante. 

2. Al revisar la URL: también verificamos si coincide con el nombre de la empresa o tienda. De esta manera evitamos ir a sitios web falsos o sitios web que se hacen pasar por marcas conocidas. 

3. Busca información de la empresa: una tienda en línea legítima tendrá un apartado con información de la empresa, NIT y otros datos. Por lo general, se encuentra en una sección llamada “Avisos legales”, “Contacto” o “Información”. 

 

4. Busca un sello de confianza: estas certificaciones están diseñadas para demostrar a los usuarios que este es un negocio legítimo que se preocupa por la seguridad y el bienestar del consumidor. Por lo general, aparecen en la parte inferior de la tienda en línea en forma de logotipo. Por ejemplo: 

Los mejores sellos de confianza online para una e-CommerceLos mejores sellos de confianza online para una e-CommerceSellos de confianza online para Ecommerce - Conecta Magazine 

 

5. Busca información sobre devoluciones: un sitio web legítimo debe incluir toda la información relacionada con la devolución de su producto. En el caso de sitios web fraudulentos, esta información es omitida o mínima. 

6. Verifica los precios de los productos: es normal que las tiendas en línea tengan promociones y descuentos de vez en cuando, pero si el precio es muy bajo, el descuento es grande o el descuento es continuo, es probable que sea un delito de estafa. 

7. También es común que: los sitios web fraudulentos ofrezcan el mismo precio o usen descripciones de productos muy cortas e inútiles. 

8. Mira los comentarios de otros usuarios: es recomendable buscar las opiniones y comentarios de otros usuarios. Si no puede encontrar ninguna reseña o si todas las reseñas son buenas, como si las hubiera hecho un robot, debes estar atento. Es normal que una tienda online tenga críticas tanto positivas como negativas y se pueden mezclar. 

9. Analiza métodos de pago: hay métodos de pago que son más seguros que otros, y si sabemos cuáles son los menos seguros, podemos identificar sitios web fraudulentos que intentan estafarnos. Las transferencias bancarias a bancos extranjeros son uno de los métodos favoritos de los ciberdelincuentes, mientras que las plataformas de pago seguras, el pago contra reembolso o los pagos con tarjeta de crédito son típicos de los negocios legítimos. 

10. Usa los canales abiertos: ya sea una tienda en línea o haciendo negocios, debes usar las herramientas de comunicación oficiales y la plataforma de pago abierta en caso de que haya evidencia de fraude. 

11. Verifica la reputación: si eres una tienda o vendedor en línea, verificar tu reputación o las opiniones de otros usuarios en Internet puede ayudarnos a evitar ser estafados, incluso si Internet está lleno de comentarios positivos.