En la Capital de Vida, Tú cuentas