Sembrar, cultivar y crear jardines, resocialización ‘verde’ para internas en El Buen Pastor

BaqCultiva, la estrategia que busca apoyar la seguridad alimentaria para las internas y mejorar su convivencia, fue presentada por el alcalde Jaime Pumarejo.

El Centro de Rehabilitación Femenino El Buen Pastor se viste de frescura, espacios sostenibles, entornos saludables y mejores condiciones que dignifican el papel de la mujer trabajadora, líder, cabeza de hogar y fuerte. A través del programa BaqCultiva mejora su condición de vida con la práctica de hábitos amigables con el medio ambiente que aporten a su resocialización.

Es por esto que, con una firma de acuerdo de voluntades entre la Administración distrital, la autoridad ambiental Barranquilla Verde y el centro penitenciario, se llevó a cabo el lanzamiento del programa socio-ambiental ‘BaqCultiva vida en cárceles Distritales’, con el nuevo componente Jardines Biodiversos. El objetivo es mejorar de manera armónica la calidad de vida de mujeres privadas de la libertad, garantizando la conservación y buen uso de los recursos naturales, así como el posicionamiento de este centro como un escenario exitoso de fortalecimiento de la silvicultura y agricultura urbana para que Barranquilla sea la primera biodiverciudad de Colombia.

Durante el recorrido por este centro de reclusión, el alcalde Jaime Pumarejo; el director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres; la secretaria de Gobierno, Jennifer Villareal, y la directora de este centro de reclusión, Ofelia Díaz, escucharon por parte de las internas lo que ha significado para ellas integrarse a esta estrategia.

El alcalde Jaime Pumarejo y el director de Barranquilla Verde, Henry Cáceres.

Madeleine Gutiérrez tomó la vocería y expresó que las mujeres que participan son valientes, que se levantan cada día con ganas de sacar este proyecto adelante y que quieren resocializarse para salir del lugar.

“Todas confiamos en que vamos a salir para poder trabajar y poner todo lo que hemos aprendido en práctica. Nosotras nos merecemos segundas oportunidades para poder estar con nuestras familias”, dijo.

Con Madeleine, son 17 internas que hacen parte del grupo de construcción, quienes han sido las encargadas de trabajar y materializar el proceso. Asimismo, beneficiará a las 110 internas, al personal administrativo y de seguridad por medio del paisajismo, reforestación, producción de alimentos, educación y una mejora de convivencia en el entorno.

“Ahora ya sé cómo se siembra un árbol, una flor. Sabemos que en un futuro vamos a tener cultivos para nuestras familias cuando nos visiten. Son cosas productivas, por eso cuando me enteré de esta idea dije que sí de inmediato, porque siento que aporto al proceso”, expresó.

Las internas se han mostrado felices con esta iniciativa.

Para el alcalde Pumarejo estas mujeres que hacen parte de este nuevo programa están dando un ejemplo de berraquera, de tesón y demuestran que tienen la oportunidad de rehacer su vida.

Mucho más que una huerta, estamos sembrando esperanza, estamos sembrando ánimo, comunión entre muchas mujeres que nos están dando un ejemplo. Hay que acompañarlas y darles la oportunidad para que salgan adelante y sean miembros productivos de nuestra sociedad, para que puedan lograr sus sueños y puedan volver a abrazar y querer a sus familias como ellas lo han soñado”, expresó el mandatario.

El alcalde añadió que a través de Barranquilla Cultiva, la Administración distrital seguirá dando la mano para que ellas siembren esperanza y vida, y que todos se sientan orgullosos de los frutos de este trabajo.

Esta estrategia busca apoyar la seguridad alimentaria para las internas y mejorar su convivencia, consiguiendo beneficios de redención en el tiempo de condena y favoreciendo de manera funcional su tiempo, así como el ofrecimiento a alternativas de emprendimiento que garanticen su alimentación cuando vuelvan a reinsertarse en la sociedad.

También pintaron la pared donde se encuentran las siembras.

El director general de Barranquilla Verde, Henry Cáceres Messino, mencionó durante el evento que en este proyecto se ha visto reflejado el compromiso y la voluntad de las internas por participar.

Ha sido un trabajo hermoso porque ellas mismas han hecho todo lo que se ha realizado en este espacio. Todo ha sido con el pulso de ellas y esto genera satisfacción, mucho más allá del programa porque contamos con personas especiales. La idea es que ellas mismas puedan sembrar, cultivar y podamos celebrar que podemos generar espacios distintos”, detalló.

Para la ejecución de este proyecto, las internas han sido capacitadas y posteriormente se han llevado a cabo actividades de reforestación, paisajismo, construcción del huerto y mantenimiento de las nuevas zonas que han sido intervenidas bajo la asesoría y acompañamiento del EPA Barranquilla Verde, siendo un proyecto 100% de participación.

¿Qué incluye?

  • Este programa incluye la construcción de un huerto urbano con dimensiones de 48.86 metros cuadrados, compuesto de jardineras de cultivos y cosecha de 32 especies comprendidas entre hortalizas, aromáticas y plantas ornamentales polinizadoras, malla de cerramiento perimetral, dotación de herramientas de trabajo e insumos agrícolas para la siembra y mantenimiento del mismo.
  • Ciclo de 10 capacitaciones de agricultura y silvicultura urbana para conocer las características de siembra, cuidados y mantenimiento de las especies a manejar durante el proyecto.
  • Revitalización de 95 metros cuadrados de muros internos mediante simbolismo artístico y psicología del color en el centro de rehabilitación.
  • 190 metros cuadrados de paisajismo con 10 tipos de especies de plantas ornamentales de las cuales 5 sirven de soporte para polinizadores, además de 23 árboles de las especies marañón, guayaba y san Joaquín.

Hoy el Centro de Rehabilitación Femenino El Buen Pastor goza de microclimas generados a partir de la siembra de diferentes plantas, árboles frutales y maderables que, además de contribuir a la conservación del medio ambiente, ofrecerán un sin número de servicios sociales que permitirán a las internas disfrutar de espacios llenos de vida y color.