La Oficina de Cultura Ciudadana educa a los voluntarios cívicos

La Fundación Scholas Occurrentes, con más de 20 años de experiencia, es la aliada en este proceso.

Además de fomentar el compromiso ciudadano y el sentido de pertenencia, el Voluntariado Cívico Juvenil liderado por la Alcaldía de Barranquilla a través de su Oficina de Cultura Ciudadana, educa de forma integral en valores humanos, liderazgo, inteligencia emocional, cooperación y participación a los integrantes de este proceso. La Fundación Scholas Occurrentes, institución con amplia experiencia en la promoción de ciudadanía a nivel mundial, es una aliada en la construcción de la metodología y los contenidos pedagógicos.

“La formación que estamos preparando es lúdica, conceptual y despertará la conciencia, la creatividad y el sentido de pertenencia en los voluntarios”, afirmó David Montero, director de la Oficina de Cultura Ciudadana y del voluntariado. Con el apoyo de un grupo de coordinadores, guías de trabajo y actividades grupales, los jóvenes aprenderán habilidades para la vida, civismo y normas, cuidado del medio ambiente, liderazgo ciudadano, entre otros temas que los fortalecerán a nivel personal y social.

David Montero, director de la Oficina de Cultura Ciudadana, se reunió con los voluntarios.

Los jóvenes que cumplan las horas de formación y actividades recibirán un certificado como “Servidores cívicos y líderes comunitarios”, durante todo el proceso cuentan con acompañamiento de motivadores que les enseñan herramientas útiles para ser barranquilleros activos y transformadores.

El Voluntariado Cívico Juvenil de la Oficina de Cultura Ciudadana es una experiencia de formación para el servicio cívico y la cultura ciudadana, centrada en la ejecución de campañas, intervenciones y estudios para el desarrollo de los distintos barrios.

La Fundación Scholas Occurrentes tiene como propósito fomentar y mejorar la educación, logrando la integración de las comunidades alrededor del mundo, con foco en las de menores recursos. Actualmente tiene presencia en más de 190 países, sedes legalmente constituidas en 16 de ellos, una red amplia de al menos 446.000 instituciones educativas que permiten impactar a más de 1 millón de niños y jóvenes a través de las propuestas educativas y pedagógicas.